«Tú no es salvo sólo porque te sientes salvo. Eres salvo porque pones tu fe en la Palabra de Dios». (Hechos 16:27-31)

SEMANA 7 | TIEMPO DE CREER

«Bienaventurado el hombre que hace de Cristo su fuente, porque verá la razón de su creencia, incluso en los momentos difíciles».