Así dijo Jehová:
«No se alabe el sabio en su sabiduría,

ni en su valentía se alabe el valiente,
ni el rico se alabe en sus riquezas.
Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar:
en entenderme y conocerme, que
yo soy Jehová, , que hago misericordia,
juicio y justicia en la tierra;
porque estas cosas quiero,
dice Jehová »




Jeremías 9:23-24





El mayor logro en la tierra es orar como Dios quiere que oremos, porque la oración es una relación que existe entre Dios y Sus hijos, una relación que te llevará más allá de la sepultura, a la eternidad.

Esto significa que todo lo que aprecias en este mundo no es nada comparado con conocer a Dios, y ser conocido por Él. Entonces, ¿cómo podemos tener entendimiento para conocer a Dios? Conocer a Dios no sólo es ver Sus milagros, Sus obras, Sus manos, sino conocer Sus caminos.

¿Cómo conocemos Sus caminos? A través de Su Palabra y por Su Espíritu en nuestro corazón. Dios prueba nuestros corazones para recompensarnos. En el camino de Dios, nuestra vida es medida por el movimiento de nuestro corazón. Lo que tú ves como fracaso puede que no lo sea en absoluto según Su voluntad, y lo que ves como éxito puede que tampoco lo sea en absoluto según Su voluntad.


Necesitamos un mayor entendimiento del corazón de Dios para saber que Dios está al tanto de lo que estamos atravesando.

Dios está trabajando a través de tus circunstancias, enfermedades, aflicciones, retrocesos. Necesitas un mayor entendimiento del corazón de Dios para comprender esto, si no seguirás corriendo detrás de alternativas. Mientras que Dios trabaja a través de las circunstancias de tu vida.

Señor, dame un mayor entendimiento de Tu corazón porque Tú eres el Señor de mi vida.

TU CORAZÓN ESTÁ EN SUS MANOS

¿Tienes ganas de rendirte cuando oras por situaciones o personas? No te desanimes, porque la oración no son palabras vacías, sino el reconocimiento de que existe un reino superior que controla los mundos visible e invisible. Y el Rey de este reino es el Rey de tu corazón. Cuando Él dice sí, nadie puede decir no.

DIOS PUEDE USAR A CUALQUIER PERSONA

A veces nuestras vidas están tan centradas en lo que nosotros mismos estamos atravesando: cómo nos va, cómo nos tratan, cómo es nuestra situación, que olvidamos que Dios no mira a las personas de la misma manera que nosotros. Él tiene el corazón de todos los hombres en Sus manos y puede utilizar a cualquier persona para llevar a cabo Su propósito.
Alguien que hoy ves como un aguijón en tu carne puede ser tu ayudador mañana, por eso el mañana es un misterio.

LOS GRANDES HOMBRES TIENEN GRANDES HÁBITOS

«El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente (Salmos 91:1)».
Perseguido como ningún otro, nunca respondiste a los críticos y detractores, sino que te entregaste a la oración y permaneciste fiel a Jesucristo hasta el final, el 5 de junio de 2021, haciendo todo aquello por lo que naciste, por lo que viviste y por lo que moriste: ¡un compromiso con sacrificio con el Evangelio de Jesucristo!
Hemos aprendido de ti lo que significa vivir para agradar a Dios y no para agradar al hombre: hacer de corazón la voluntad de Dios.