«Otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: "Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones"».

Hebrews 4:7

Hoy, ¿puedes escuchar la voz de Dios? ¿O tu corazón está lleno con el dolor del ayer y con la incertidumbre del mañana? Solo se puede disfrutar del don de Dios en el presente. Solo el hoy es tuyo.

Si examinas tu vida, verás que todas las preocupaciones, las inquietudes y la ansiedad que tenías sobre el mañana en realidad no llegaron a ocurrir.

¿Cuánto tiempo pierdes al preocuparte a fin de no poder vivir el presente?

El ayer es historia, el hoy es oportunidad mientras que el mañana es un misterio.

Pero, ¿cuántos de nosotros atrapados por el dolor del pasado y apoderados por la ansiedad de la incertidumbre futura somos en realidad capaces de aprovechar la oportunidad del hoy?

Sólo el hoy te pertenece. ¿Qué harás con este momento?

¿Escucharás la voz de Dios: la voz del amor, la voz de la libertad y la voz de la esperanza? qué dice:

«¡Ahora es el día de la salvación!» (2 Co. 6:2).

El amor nos libera en el presente.

Aprende a vivir el hoy.

FORTALEZA REAL

A menudo, Dios trabaja a través de las circunstancias de la vida: tu dificultad, enfermedad, aflicción, retroceso y tu ataque para que veas Su posición.

LA RESPUESTA INVISIBLE A TU ORACIÓN

¿Alguna vez te has tomado el tiempo para detenerte y reflexionar acerca de la fidelidad de Dios, a fin de meditar cómo Él ha respondido a tus oraciones?